La educación corre el riesgo de convertirse en un lujo en Vanuatu

«No tengo suficiente dinero para un billete de autobús para ir a la escuela o a un curso de formación»

Debido al COVID-19, las fronteras de Vanuatu se cerraron, el turismo se detuvo y la economía se redujo drásticamente, dejando a miles de personas desempleadas e incapaces de cuidar de sus familias, y mucho menos de enviar a sus hijos a la escuela. Muchas personas piden al gobierno que distribuya un paquete de estímulo a los padres que han perdido su trabajo para que puedan enviar a sus hijos a la escuela. Descubre más en este vídeo: