Cuando COVID-19 te quita el único lugar seguro que tienes

Cuando COVID-19 te quita el único lugar seguro que tienes

#OneBillionVoicesForEducation

“Insto a otros niños sin hogar a que vuelvan a la escuela”. Shamarke, 13 años Somalia

Shamarke y Zakariye, de 14 y 13 años respectivamente, solían vivir en las calles de Mogadishu, la capital de Somalia. Como muchos otros niños, fueron empujados a vivir en las calles debido a la pobreza y a rupturas familiares. “Dejé a mis padres cuando era muy joven. No sé el paradero de mi familia ”, dijo Shamarke.

La COVID-19 ha causado impactos profundos y generalizados en la economía somalí, poniendo en peligro los medios de subsistencia de muchas familias y poniendo a más niños en riesgo de terminar viviendo en las calles.

Paralelamente, el cierre de escuelas ha tenido un gran impacto en los niños de Somalia. Incluso antes de la COVID-19, se estimó que de los 4.5 millones de niños en edad escolar, solo 1.5 millones asistía al colegio, dejando a 3 millones de niños en edad escolar sin escolarizar.

Los cierres prolongados de los colegios han expuesto a muchos más niños al abuso y la explotación, privándoles de lo que para muchos era el único espacio seguro. “Antes vivía con niños de la calle. La mayoría de ellos solían llevar grandes cuchillos. Me sacaron de estas pandillas. Ahora vivo en un buen lugar. Insto a otros niños sin hogar a que regresen a la escuela ”, nos contó Shamarke.

La escuela fue fundamental para sacar a Shamarke y Zakariye de las calles. Gracias al Centro de Reintegración de Niños sin Hogar de Kadare, miembro de la Coalición de Somalia por una Educación para Todos (EFASOM), pudieron reanudar su educación en diciembre de 2020.

Zakariye: “Solía ​​vivir como un vagabundo en el área de Ceelgaab, en el distrito de Hamarweyne de Mogadiscio. Estaba adicto a las drogas. Ahora estoy sano y estudiando. Tengo un lugar dónde dormir y comida en el plato. En el futuro, espero ser profesor de escuela ”.

Lea más historias aquí.